El queso bueno por naturaleza

El queso bueno por naturaleza

El queso es una importante fuente de fósforo, riboflavina, vitamina B12, proteínas, potasio, zinc, magnesio y vitamina A, muy importantes para conseguir un desarrollo y crecimiento óptimos.
Por todo ello, expertos en nutrición recomiendan el consumo de, al menos una ración de queso al día, dentro de la ingesta recomendada de lácteos, para asegurar una correcta alimentación.
Un buen queso es una excelente fuente de calcio para niños, embarazadas y mayores. Se considera un elemento básico para generar un buen capital óseo, ya que favorece el desarrollo y crecimiento de los huesos y previene problemas de osteoporosis.
Los expertos lo consideran un pilar importante en una dieta equilibrada porque aporta proteínas de alto valor biológico, por lo que el queso no debería ser desplazado por otro tipo de bebidas o alimentos.
Dentro de la nueva pirámide de los alimentos, el queso se encuentra dentro de los lácteos y se recomienda el consumo diario de unos 50g de queso.